Marcos Ramírez Erre

Nacido en Tijuana en 1961, obtiene la Licenciatura en Derecho en la Universidad Autónoma de Baja California en 1982. En 1983 emigra a los Estados Unidos donde trabaja en la industria de la construcción durante 17 años.

En 1989 -aun manteniendo su actividad como constructor- empieza su incursión en el campo de las artes visuales. Desde entonces ha participado en residencias, conferencias y muestras de arte en países como México, Canadá, Estados Unidos, Alemania, Suecia, Polonia, Portugal, Francia, España, Rusia, China, Cuba, Colombia, Puerto Rico, Chile, Brasil y Argentina. Algunas de estas exhibiciones de carácter internacional como Insite 94, Insite 97, la Sexta y Séptima Bienales de la Habana, la Bienal del Museo Whitney del año 2000, la Trienal Poligráfica de San Juan Puerto Rico y el Caribe, la Segunda Bienal de Moscú, La bienal de Sao Paulo/Valencia 2007, la Bienal de California y La Bienal Zero One de Silicón Valley, La bienal de Site Santa Fe, “Unssetled Landscapes”. Así como “Made in California”, México Iluminado, “Extrange New World”, “From Baja to Vancouver”, Política de la Diferencia / Arte Ibero Americano de fin de siglo, y ECO. Arte Contemporáneo Mexicano en el Centro de Arte Museo Reina Sofía y Crisis, Arte y Confrontación en América Latina, en el Palacio de Bellas Artes de México entre otras.

Ha impartido cursos en la Escuela de Arte de la Universidad de California en San Diego y en el California Institute of the Arts, en Valencia California. En 2003 fundo Estacion Tijuana el cual dirigió hasta 2010, un espacio alternativo donde desarrollo un programa sobre arte, arquitectura, urbanismo y cultura popular .

En el 2011 presento una exhibición retrospectiva de 20 años de trabajo titulada La Reconstrucción de los Hechos, en el Museo Carrillo Gil de la Ciudad de México. En 2007 recibió la beca United States Artist Fellowship, y actualmente es miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte en México.

Crónica del taller impartido por Marcos ERRE

Lo que nos dan, lo que deseamos y lo que podemos hacer.

Serie de acciones para la Facultad de Artes y Diseño de la UNAM y Santiago Tepalcatlalpan, Xochimilco, Ciudad de México, 2015.

Marcos Ramírez (ERRE), Taller interdisciplinario “La colmena” (generación 2015) y el Seminario de Medios Múltiples V, con el apoyo del PAPIME, UNAM.

Durante una semana del mes de mayo, contamos con la presencia del artista originario de Tijuana, radicado en Estados Unidos Marcos Ramírez “ERRE”, como parte de una beca que se había asignado al taller interdisciplinario “La colmena”. El PAPIME, beca de apoyo a proyectos educativos, se le otorgó al taller por la coincidencia en objetivos, entre ellos: profesionalizar las actividades de sus alumnos y futuros artistas. Taller al que pertenecí durante el periodo que comprende de 2013 a 2015. Participamos de las acciones los miembros del seminario de Medios Múltiples V y los miembros del taller.

Las dinámicas de trabajo con ERRE se establecieron como actividades participativas y de retroalimentación. Después de conocer su trabajo y compartir nuestros intereses como artistas en formación, formulamos propuestas de acción colectiva frente a nuestro contexto especifico, en el que había elecciones próximas a realizarse. Nos enfrentábamos a este evento como participantes de un imaginario derrotista, en el que ganara el candidato que fuera,  se tendría que enfrentar una serie de desventuras ya previstas: el desconocimiento de la labor del candidato, la basura electoral (residuo del las campañas, y la gran cantidad de material y recursos invertidos), las promesas sin cumplir, la infraestructura inservible, los proyectos de renovación inconclusos o precarios y siendo uno de los países con mayor corrupción en el mundo, sin duda lo que nos dejaría este evento fue un contado grupo de personas más poder. Estas condiciones fueron las que nos dieron la pauta para desarrollar una serie de actividades en el espacio de la Facultad de Artes y Diseño de la UNAM parte de Santiago Tepalcatlalpan.

Nuestra primera aproximación a la construcción de una acción publica fue la de realizar una publicación con contenido liberador, de ahí el gesto que dio nombre a dicha acción, “Se busca”. Donde esperábamos del lector el reconocimiento del poder como miembro activo de la construcción y mejora del espacio social. Texto publicado una semana después en el diario “METRO”.

Al mismo tiempo se realizo una recolección de propaganda política, como gesto de conciencia ecológica: simbólica, material y visualmente; triturada la propaganda paso a formar parte de una mezcla de reconstrucción, entre cemento y graba, con la que se prosiguió los próximos días a rellenar defectos de la infraestructura de la calle, lugar primordial de las manifestaciones publicas. Acera, baches,  huecos, rompimientos del cemento fueron restaurados simbólicamente, con el presupuesto ciudadano transformado en promesas basura, ahora trituradas, como base de una acción en el espacio que habitamos.

Eduardo Barrera, Artista plástico.